Quiénes somos
Dónde estamos
Nuestros productos
Razas
Trazabilidad Raza Nostra
Consejos y trucos de cocina
Recetas
Compra rápida en Raza Nostra
Información nutricional
La carne a su gusto
Juegos Raza Nostra
Contacto
  Home>Razas>Ovina>Castellana   
 Razas
 Castellana
  I - ETIMOLOGÍA Y SINONIMIA
II - DEFINICIÓN Y ENCUADRAMIENTO
III - MORFOTIPO
IV - ORIGEN E HISTORIA
V - IMPORTANCIA Y ÁREA GEOGRÁFICA
VI - EXPLOTACIÓN
VII - APTITUDES Y TIPOS DE PRODUCCIÓN
VIII - CUALIDADES DE CRÍA
 
       
 

I - ETIMOLOGÍA Y SINONIMIA

El solar originario de la raza es Castilla y León, de aquí su nombre. No se la conocen sinónimos.

II - DEFINICIÓN Y ENCUADRAMIENTO

Era la raza de las grandes áreas adehesadas del sur de Castilla la Vieja, donde se asentó al abandonarlas la Merina y no ocuparlas la Churra. En ellas producía exquisitos corderos y, con un mínimo de ayuda, rendía tal cantidad de leche que explica su posterior expansión hacia las zonas agrícolas intensificadas en competencia con otras etnias especializadas.

Pertenece al grupo o tronco Entrefino. Figura como raza de fomento en el Catálogo oficial de razas de ganado de España y su variedad negra es consignada de protección especial.

III - MORFOTIPO

Caracteres generales

Tamaño medio. Con cierta predisposición para superar los pesos medios de la especie, cuando es debidamente atendida. Su lana es entrefina y el color blanco el dominante. Se dedica a la producción de leche-carne o carne-lana.

Color

La antigua raza Castellana era de color negro, “con una pintoresca manca en la nuca”, decían los autores clásicos, y en el extremo de la cola, se podría afirmar. Mantuvo este color hasta los años 40, cuando se hizo patente la conveniencia de mejorar las cualidades textiles de nuestras lanas entrefinas y, en el caso de la Castellana, cambiar la coloración de sus vellones, bien por selección apoyándose en las individualidades blancas existentes en el seno de la raza o ya por cruzamiento, sobre todo con la raza Manchega de acusada similitud. Así fue conseguido el predominio del color blanco, si bien aún es raro el rebaño monocolor.

Vellón

Se extiende por todo el tronco y cuello y deja libre la cabeza y partes distales de las extremidades.

Formato y apariencia

Por aspecto general, los ovinos de raza Castellana expresan fortaleza y robustez. El peso vivo para los adultos es de 70-80 kilos los machos y 50-55 las hembras.

IV - ORIGEN E HISTORIA

La raza Castellana tiene su origen en el gran tronco entrefino español (Ovis aries celtibericus).

En visión global de la ganadería castellana clásica diríamos que estos ovinos no son otra cosa que los representantes de la especia en el cumplimiento de una constante histórica general a todo el ganado de la región: el color negro o pardo oscuro. Cabe pensar que el viejo y austero pueblo castellano buscaba en sus ganados los mismos atributos cromáticos de su vestimenta, o más bien que ésta era consecuencia de la monocromía animal.

La raza Castellana ha venido ocupando, las tierras abandonadas por la Merina (inadecuada en régimen estante para los extremosos inviernos) y sustituyendo la Churra (de marcado signo labriego adaptándose mal a la cría extensiva). Además, la raza castellana se puede utilizar como productora de carne o leche, según las circunstancias con resultados óptimos y sin ninguna complicación.

La raza Castellana hasta tiempos muy recientes no dispuso de la instrumentación clásica para la mejora. En 1983 queda establecido el Registro Especial de Ganado Selecto.

V - IMPORTANCIA Y ÁREA GEOGRÁFICA

La raza castellana representa aproximadamente el 10% de los ovinos españoles. Abarca a 43 provincias; esto es, casi todo el territorio nacional. Existen dos centros importantes o preferentes de cría, que son las comarcas agrarias de Arévalo y Madrigal de Ávila, junto con la de Peñaranda de Salamanca. Es decir, las regiones naturales de La Moraña y La Armuña, por un lado, y del otro las comarcas sur de Valladolid y Campos-Pan de Zamora.

Otra localización importante radica en La Rioja, si bien menos hegemónica por la incidencia compartida de las razas Aragonesa y Chamarita.

Para el área geográfica de la raza Castellana cabe distinguir una zona principal al oeste de Castilla-León, desde la que se extiende hacia el Este en competencia con la Churra hasta que le corta el paso la Aragonesa, no sin antes dejar huella de su confrontación en la raza Roya Bilbilitana. La sede castellana ya satelizada por amplias traspolaciones territoriales determinantes de la zona secundaria o de expansión, preferentemente localizada en la franja mediterránea que va desde Cataluña hasta Andalucía oriental.

VI - EXPLOTACIÓN

Sistemas

En su mayor parte la raza Castellana está acogida al modelo oveja/cereal, sólo una fracción aparece adscrita a la dehesa y de ella un pequeño grupo sigue en régimen trashumante quedando englobada en la variante oveja/hierba.

Estructuras

La gran difusión geográfica y la dualidad de explotación condicionan un amplio espectro estructural. Los rebaños más frecuentes varían entre 300 y 500 ovejas en terrenos adehesados o explotados para carne. Los rebaños lecheros cuentan entre 200 y 300 ovejas.

Acordes con las estructuras de la explotación están las de la propiedad. Los rebaños hasta de 300 cabezas son manejados por sus propietarios y también una buena proporción de los grandes mediante convenios asociativos entre dueños y pastores. Sólo una fracción reducida está a cargo de personal asalariado.

Alimentación

Radica en la vegetación espontánea de dehesas, montes, eriales y toda clase de subproductos agrícolas cuyo más genuino representante son las rastrojeras de cereales durante el verano. En invierno o en las fases álgidas de la lactación son suplementadas con raciones de aprisco compuestas por paja de leguminosas o de cereales como volumen y granos como concentrados. Los henos de alfalfa y veza-avena pueden reforzar estos hábitos alimentarios; también los piensos industriales.

Reproducción

La monta en libertad está generalizada y regulada para que los partos coincidan con los momentos comerciales mejores o las mayores posibilidades nutritivas. En los rebaños de las dehesas se suele obtener un parto complementario cada dos años y en las explotaciones más intensificadas dos partos al años, siempre que estén orientadas a la producción de carne. Cuando son de aptitud lechera, sólo hay un parto anual, coincidente, para el ganado adulto, con los meses de septiembre-octubre y para el de primer parto de febrero-marzo.

Instalaciones y manejo

Sin particularidades de vinculación racial. Cabe indicar que es una de las ovejas que conserva el redileo estival como práctica agrícola-ganadera, sobre todo en La Moraña abulense y en La Armuña charra.

VII - APTITUDES Y TIPOS DE PRODUCCIÓN

La raza Castellana pertenece al grupo de las de triple aptitud carne-leche-lana o leche-carne-lana; seleccionándose de acuerdo con su destino.

Carne

Goza de antigua fama en este terreno. Los tipos comerciales que proporciona son los siguientes: cordero lechal, de 25-30 días, con peso vivo entre los 10-12 kg, de excelente calidad y buen mercado local y regional; y cordero pascual, propio de explotaciones adehesadas, que antes era pastenco y ahora es finalizado en estabulación mediante alimentación intensiva; pesa 30-35 kilos a los 3-4 meses de edad. En dichas explotaciones es frecuente acelerar el ritmo reproductivo y asociar la producción de un cordero pascual pastenco y un lechal de la segunda paridera o tardío. En las ganaderías intensificadas persiguen los dos partos al año y llevan, tras el destete precoz, los corderos a pesos variables según las perspectivas del mercado, por lo que puede surgir un tercer tipo, el recental o ternasco.

Asimismo, la raza cede con destino a los cebaderos industriales corderos de 12-14 kilos de peso vivo para su acabado como pascuales.

Leche

Con carácter general se admiten niveles medios de 500 gramos diarios durante cinco a seis meses, con riqueza grasa alrededor del 8 por 100. Se puede afirmar que tienen producciones medias de al menos 120 litros en 150 días de lactación. Hay un hecho evidente, y es que si la raza Castellana viviendo contigua o compartiendo el mismo solar que la Churra no diera al menos cantidades parecidas de leche, sus criadores la habrían abandonado, pues la superioridad del cordero lechal no compensaría las diferencias lecheras.

Como en las otras zonas de ordeño, la leche tiene destino principal para la quesería donde elaboran el tipo manchego.

Actualmente contribuye en la elaboración del queso con D.O. Queso Zamorano, junto con la leche de la raza churra.

VIII - CUALIDADES DE CRÍA

Se trata de animales muy rústicos, vivos y andariegos, capaces de largos desplazamientos en busca del sustento diario sin mostrar fatiga ni mermas fisiológicas.

Esfera reproductiva

Las ovejas tienen ciclo ovárico continuo que permite calendarios de partos a voluntad. Muestran cierta precocidad sexual que es aprovechada parcialmente para obtener el primer parto hacia los 14-16 meses de edad. La prolificidad (número de crías) es difícil de tabular dada la variabilidad de explotación y de la cronología de la paridera, pero son estimados porcentajes de 120-130 de partos gemelares para las ovejas de cría extensiva, que llega a 170 en la intensificada. Esto se traduce en 1,8 corderos por oveja y año.

 
Razas de
Bovino

Razas de Porcino



Fuente consultada: “Razas ganaderas españolas. Autor: Antonio Sánchez Belda”.
www.razanostra.com
calidad@razanostra.com
Carnicería Virtual
Promociones

Garantía Raza Nostra
Garantía
Raza Nostra
Calidad Raza Nostra
Calidad
Raza Nostra
Servicio a Domicilio
Servicio a
domicilio